Boton busqueda

Comunica OnLine 
Comunica Comunica OnLine 
EspañolPortugués
Las cumbres2009. XIX CumbreMandatariosCumbres anterioresCooperaciónDocumentos finalesPaísesRecursos
InicioQuiénes somosLibrosÚltima horaGalería
logo comunica
Mapa webContacto
Última hora
Link directo Última hora
Gran acuerdo de defensa de América del Sur
Daniela Estrada

Un histórico acuerdo de cooperación militar sellaron este martes en la capital chilena los países del recién constituido Consejo de Defensa de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Desde operaciones de paz hasta el desarrollo de una industria bélica regional figuran en la agenda.

La primera reunión de ministras y ministros del Consejo de Defensa de la Unasur, celebrada en Chile, que ejerce la presidencia temporal del bloque, concluyó con la presentación de un plan de acción a implementarse en este año y en 2010.

La Unasur, creada el 23 de mayo de 2008 en Brasilia, está conformada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Paraguay, Suriname, Uruguay y Venezuela.

La agenda 2009-2010 se divide en cuatro ejes: políticas de defensa, cooperación militar, acciones humanitarias y operaciones de paz, industria y tecnología de defensa, y formación y capacitación. Cada uno tiene una serie de iniciativas específicas.

En este marco, los países se comprometieron a "compartir y dar transparencia a la información sobre gastos e indicadores económicos de defensa" y "crear un mecanismo para contribuir a la articulación de posiciones conjuntas de la región en foros multilaterales sobre defensa".

También se planificarán ejercicios combinados de asistencia en caso de catástrofes naturales, se creará una red sudamericana de capacitación y formación en seguridad, se pondrá en funcionamiento el Centro Suramericano de Estudios Estratégicos de Defensa y en noviembre de este año se llevará a cabo en Río de Janeiro el primer Encuentro Suramericano de Estudios Estratégicos.

Asimismo, se elaborará "un diagnóstico de la industria de defensa de los países miembros, identificando capacidades y áreas de asociación estratégicas, para promover la complementariedad, la investigación y la transferencia tecnológica".

El Consejo "se instala en nuestros países sin ningún tipo de tutela. Cada quien asumiendo que somos mayores de edad, que somos responsables de nuestro destino, que somos países independientes, que podemos trabajar juntos, que podemos buscar puntos de consenso, puntos de encuentro", dijo a periodistas al terminar la reunión el ministro del Poder Popular para la Defensa de la República Bolivariana de Venezuela, Ramón Carrizález.

En el discurso inaugural del encuentro, el titular de Defensa de Chile, José Goñi, insertó la creación del organismo en el contexto de la crisis económica mundial, considerando que ésta "podría afectar las condiciones de paz y seguridad" de los pueblos, aunque no se habló de la posibilidad de reducir el gasto militar por causa de la actual coyuntura.

Entre los objetivos del Consejo, dice la declaración final, está consolidar a América del Sur como "una zona de paz" y construir una "identidad sudamericana en defensa". También ratifica el respeto irrestricto a la soberanía e inviolabilidad territorial de los Estados.

La generación de confianzas entre los países es central para el éxito de la agenda, sostuvieron los ministros.

La creación del organismo fue propuesta por Brasil, tras la polémica incursión militar del ejército colombiano en mayo de 2008 en territorio ecuatoriano, donde bombardeó un campamento de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dando muerte a Raúl Reyes, uno de sus líderes.

El hecho detonó un importante conflicto diplomático entre Colombia y Ecuador, al que se sumó Venezuela a favor de Quito, y que todavía no se ha superado.

"Nosotros recibimos este Consejo con enorme entusiasmo. Las primeras conversaciones surgieron después de la agresión que sufrió nuestro país de parte del ejército colombiano en marzo del año pasado y desde ese punto de vista nos parece que es un mecanismo muy importante para evitar ese tipo de crisis que afecten la paz en el futuro", dijo a periodistas el ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce.

En casos de conflicto como ése, el Consejo debería elevar los antecedentes y denuncias a la reunión de presidentes de la Unasur, además de jugar un rol mediador, sostuvo Ponce.

"El Consejo es un foro de debate para la obtención del consenso y también para la administración de disensos", explicó por su parte el ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, quien llamó a ser pacientes.
"Este es el primer encuentro de conocimiento" de las realidades de defensa de cada país, dijo.

El Consejo es "es una instancia de cooperación. Nosotros fuimos muy explícitos (en señalar) que no queríamos que esto fuera contra nadie", declaró por su parte el ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos.

Está descartado que el Consejo derive en una alianza militar como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

"Esto no es una alianza militar ni mucho menos y por eso creemos que es un paso que va a contribuir en la integración regional. En la medida en que se genere confianza y podamos construir sobre lo que ya está establecido yo creo que es una instancia que puede ser muy productiva y muy positiva", indicó Santos.

El posible desarrollo de una industria militar subregional fue un tema destacado por varios ministros.

"A mí me parece que uno de los (desafíos) fundamentales (del Consejo) es el referido a la industria militar. Yo creo que ya es hora de que América Latina y América del Sur dejen de depender absolutamente de mercados tradicionales, de mercados del Norte y comiencen a condicionar su fortalecimiento de fuerzas armadas a la participación de una industria militar regional e incluso nacional", dijo el ministro ecuatoriano.

"La idea sería compartir el mercado y establecer para cada país, de acuerdo a sus capacidades y desarrollo, nichos de mercado para una industria militar complementaria", explicó el funcionario.

En ello coincidió el titular de Defensa de Colombia: "La posibilidad de crear sinergias en la industria militar para nosotros es muy importante.
Yo voy esta noche a Brasil a hablar, entre otras cosas, ese tema. Yo creo que ahí hay un potencial enorme", indicó.

El rol que juegue Brasil y su industria militar en este ámbito serán fundamentales, coincidieron varios ministros.

En la reunión, también hubo referencias a Cuba y Estados Unidos.

Consultado por la prensa sobre la posibilidad de que el Consejo tuviera observadores extranjeros, como Rusia y Estados Unidos, el ministro de Defensa de Brasil respondió que el primer país "está muy lejos", mientras que el segundo debe cambiar primero su política hacia Cuba, en referencia al embargo comercial que mantiene hacia la isla desde 1962.
"Un punto fundamental para que los Estados Unidos tengan una buena relación con Sudamérica (…) es importante cambiar la política con Cuba", declaró Jobim.
"La condición de cambio en la relación (de Estados Unidos) con Cuba es condición para una representación de Estados Unidos en América del Sur", dijo.
Coincidieron con la postura de Brasil, los ministros de Argentina, Ecuador y Bolivia, entre otros.

La tensa relación diplomática que mantienen en estos momentos Chile y Perú fue otro de los asuntos que alcanzó protagonismo en la reunión, pese a que los titulares de defensa de ambos países trataron de evitar rispideces. Esto pone un manto de duda con respecto a los objetivos del Consejo.

Perú se apresta a presentar ante la Corte Internacional de Justicia los argumentos de su demanda contra Chile por los límites marítimos de ambos países, que son reconocidos por Santiago, pero no por Lima.

A consecuencia de esto, Chile decidió suspender indefinidamente las denominadas reuniones "2+2", que se realizaban periódicamente entre los ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores. En la reunión de Santiago, Goñi descartó que éstas se reanuden a corto plazo.

La Unasur tuvo en septiembre del año pasado su primera prueba de fuego al llevar a cabo una cumbre presidencial de emergencia en la capital chilena para tratar la delicada situación interna que vivía entonces el presidente de Bolivia, Evo Morales, por las protestas de la oposición autonomista en su contra.

En esa oportunidad, la intervención del foro dejó un resultado positivo, como la creación de distintas instancias de apoyo al gobierno boliviano.

Chile presidirá hasta mayo tanto la Unasur como el Consejo de Defensa.
Le sucederá Ecuador. (IPS)
Icono de conformidad con el Nivel Doble-A de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 ¡CSS Válido! RSS [Valid RSS]
Tamaño Texto : Texto Muy Pequeña Texto Pequeña Texto Normal Texto Grande Texto Muy Grande | Imprimir Imprimir | Recomiéndanos : Recomiéndanos | Favoritos Favoritos | Inicio : Inicio